OPINIÓN Miriam Barrera Chávez, tesorera de la Junta de Vecinos de Cuncumén

Cuando me invitaron a participar de la Junta de Vecinos de Cuncumén sentí que era el momento de aportar a mi comunidad para ayudar a mejorar nuestra calidad de vida. Aunque nuestras familias son las principales afectadas por el tiempo que debemos dedicar a los compromisos asumidos, lo hacemos pensando en un bien mayor.

Somos parte de una comuna y de un país que debe hacerse cargo de las necesidades que tenemos. En ese sentido creo que nuestra mirada no debe estar solo en la empresa minera, ya que hay muchos beneficios de diferentes entidades que no se conocen y que podemos aprovechar. Para eso me gustaría vernos más unidos. Hacer comunidad, participar activamente de cada uno de los problemas o de los proyectos que tenemos. Para muchos puede ser difícil participar de forma activa, pero es necesario que salgamos de nuestras casas y demos nuestra opinión para aportar con lo que cada uno puede.

Mi gran motivación es ver crecer a Cuncumén con autonomía e identidad, y para eso necesitamos trabajar y explotar lo que tenemos. Espero que sigamos poniéndonos metas y logremos cada propósito que nos pongamos como comunidad.

 

Publicado en el boletín de enero de 2019

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*