MI HISTORIA EN VALLE ALTO Francisco Lemus, trabaja en sistemas fotovoltaicos: “He aprendido lo que no sabía”.

Cuando Francisco Lemus escuchó que la empresa Side Chile llegaría a Cuncumén para implementar sistemas fotovoltaicos en los proyectos de riego local, se presentó de inmediato con la esperanza de ser uno de los seleccionados. “Me interesé en esta pega para aprender un poco más de lo que uno sabe. Por eso le hice empeño en ingresar”, señala mientras trabaja en la instalación del cableado en una parcela.

El uso de paneles solares como fuente de energía resultó ser toda una novedad para él. “Yo antes decía: no puede ser que el sol te de energía, pero he visto cómo trabajan las bombas, el sistema propio de acumulación de electricidad, que es lo principal y he visto también el funcionamiento, algo de lo que no tenía idea”, explica entusiasmado y agrega: “he aprendido lo que no sabía. De a poco se van dando las charlas de capacitación, y ahí nos explican cómo es el sistema de trabajo, la instalación que es lo principal. Uno al mirar de lejos dice: “es fácil” pero hay que estar aquí para ver que no es así”.

Nacido y criado en Cuncumén, cuando joven quería estudiar electricidad, pero según recuerda, “en esos años no estaban los recursos principales”. Pero eso no le impidió seguir adelante. “Si uno no le pone empeño para aprender se va a quedar ahí mismo”, agrega.

Ya lleva tres meses involucrado en los sistemas de riego que serán una innovación para los agricultores locales. “Ellos son los que van a aprovechar esto, ya no se van a tener que levantar a las cinco de la mañana porque les toca el agua para regar su predio, lo único que van a esperar es que la bomba parta y les riegue. Espero que lo cuiden. Es demorosa la instalación, pero hay mucho de por medio. Les va a quedar un sistema eterno que cuando entre en funcionamiento van a empezar a sacar provecho y tener ganancias”, concluye mientras sigue trabajando entre las parras de una parcela beneficiada con el proyecto.


Actualmente la mesa productiva está desarrollando el “Programa de optimización del recurso hídrico” que contempla un conjunto de inversiones e iniciativas orientadas a alcanzar un mayor potencial productivo. Los agricultores que aceptaron ser parte de este compromiso contarán con riego que operará con energía fotovoltaica.

 

Publicado en el boletín de febrero 2018

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*