OPINIÓN Ronald Olivares, vecino de Cuncumén

Participar e integrar las mesas de trabajo es una gran hazaña, reconocer la opinión de todos y poder concretar proyectos e iniciativas es aún más.  Es por eso, que hoy intento participar de estos espacios más a menudo. Siento que los jóvenes a nivel nacional estamos teniendo mayor protagonismo en relación a las decisiones que se toman en distintos ámbitos, somos los encargados de refrescar esas decisiones y de entregarle dinamismo a los procesos.

Sin embargo, también siento que a veces somos un poco más soberbios, creemos saber todo y muchas veces pecamos de ignorantes. Por lo mismo, es súper importante la participación en estos procesos, reconocer el trabajo de los vecinos y dirigentes antiguos, y apoyarlos en la mejora es la gran tarea. Debemos abrirnos las puertas a nosotros mismos y poder comenzar a crear comunidad.

Desde muy pequeño intenté aportar con mi entorno. Comencé siendo el presidente del gobierno escolar en la escuela, después me fui a Illapel a continuar con mis estudios y luego a Valparaíso. Hoy soy egresado de la carrera de sociología, tengo una mirada más madura y con  una mochila llena conocimientos para poner a disposición de mi pueblo. Tengo la esperanza de construir una localidad donde la preocupación sea permanentemente el desarrollo territorial, es decir, que todos podamos desarrollarnos y podamos optar a través de la participación a beneficios y mejoras en la calidad de vida.

Siento que hoy nosotros como jóvenes tenemos nuevas herramientas que podemos entregar a nuestras comunidades siempre con la mirada de que volvamos a tener esperanza en un mejor futuro.

 

PUBLICADO EN EL BOLETÍN DE NOVIEMBRE 2017

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*