OPINIÓN: Jacobo Aguilera, coordinador y monitor Mesa del Agua

“Me siento muy conforme de lo que he podido hacer”

Lo que me motiva a trabajar en la mesa del agua es tratar de volver a lo que era el cauce del río Cuncumén que conocí libre de contaminación. Y con la ayuda de los dirigentes y de la minera lo hemos logrado. Cuando nosotros empezamos a pelear este tema no había vida dentro del agua. Hoy en día tenemos casi restaurada al cien por ciento la fauna acuática del río. Entonces eso da una satisfacción.

Hubo un momento en que por mi situación económica tuve que migrar a Copiapó a trabajar, pero en mis descansos yo llegaba aquí y seguía afanando. Hasta que la familia reclamó que no les daba tiempo a ellos. En ese momento renuncié a la mesa pero se llegó al acuerdo, por parte de los dirigentes, que debían contratarme. Desde entonces he estado a tiempo completo dedicado al tema del agua. Me siento muy conforme de lo que he podido hacer porque creo que hemos hecho más de lo que se podía esperar.

Mis hijos creen en el trabajo que hago y ellos serían mis primeros jueces si vieran cosas extrañas. Tengo plena confianza de los dirigentes para actuar en representación de ellos, yo les doy aviso de las cosas que van pasando. Creo que si tuviera que irme hoy mismo, me iría contento y satisfecho. Si después me recuerdan que sea porque fui derecho en mis cosas. Nada más que eso y que traté de dar todo lo que tenía. Me siento orgulloso de haber podido lograr hasta este día convencer a las personas que me pusieron de que estamos trabajando bien y que no es necesario el conflicto, que tenemos la capacidad y las herramientas para poder dialogar y llegar a un buen acuerdo siempre.

 

PUBLICADO EN EL BOLETÍN DE JUNIO 2016

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*